Confeso asesino, es padre de dos hijas y vivia solo

Jhon Édward Quintero Urquiza, el hombre que se responsabilizó de haber asesinado y violado a su sobrina de 10 años, tiene 29 años y es padre de dos niñas pequeñas, una de tres años y otra de tres meses de nacida, de diferentes mujeres con las que no ha sostenido una relación matrimonial o de unión libre.

De acuerdo con su perfil de ingreso a la Cárcel de Máxima Seguridad de Jamundí, Jhon Edwar, nació el 4 de mayo de 1990, mide 1,63 metros de estatura y su tipo de sangre es B positivo y vivía solo en una vivienda del barrio San Francisco de Asís, lugar donde cometió los hechos delictivos con la pequeña Diana Tatiana Rodríguez.

Este hombre es uno de los nueve hijos de la señora Encarnación Quintero, su madre. Trabajaba en oficios varios en barcos y motonaves que atracan en Buenaventura.

La Fiscalía lo describió como un hombre que por lo general consumía bastante licor y su familia confirmó que el homicida y violador tiene adicción a sustancias alucinógenas.

El confeso homicida no tenía antecedentes y ahora se encuentra en una prisión de máxima seguridad donde podrá recibir visitas una vez al mes de sus familiares y desde esa cárcel saldrá para las audiencias que en tres meses se darán para enfrentarse a un juicio donde podría tener una condena hasta de 60 años y sin ningún beneficio.

Foto: Juan Rueda, El Tiempo.

#InformaRadioBuenaventura #Culpable #2Hijas #Juicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *